loader
07/03/2018

Cómo prevenir las enfermedades periodontales

 

Las enfermedades periodontales constituyen un grupo de afecciones bucodentales. Conocerlas a fondo es imprescindible para poder prevenir su aparición y complicaciones.

¿Qué es una enfermedad periodontal?

Este grupo engloba cualquier tipo de afección de las encías. Normalmente, una enfermedad periodontal se inicia por un cuadro de gingivitis que puede ir progresando a otras enfermedades de mayor riesgo e intensidad, en caso de no tratarse rápidamente.

Debes saber que la enfermedad periodontal es una enfermedad común que afecta a un 40 % de los adultos. Puede ser muy silenciosa y no presentar síntomas, por lo que siempre es recomendable realizarse revisiones para que un profesional pueda diagnosticarlas. Además, evoluciona muy lentamente.

Cuando la gingivitis evoluciona se convierte en una periodontitis. En estos casos, la inflamación de las encías puede diseminarse a otras estructuras, como pueden ser los ligamentos o el hueso que va a servir de base (soporte) para el diente.

Este grupo de enfermedades afectará a personas jóvenes y a personas de edad avanzada. Su prevención es de suma importancia, haciendo especial hincapié en realizar cada día las técnicas adecuadas de higiene bucal.

Importancia de la prevención de enfermedades periodontales

Es importante disminuir el riesgo que pueden producir estas enfermedades. La gingivitis puede causar molestas hemorragias en encías e inflamación con un dolor intenso, como la denominada gingivitis ulceronecrosante aguda.

Cuando no es tratada y evoluciona a piorrea pueden darse cuadros de infecciones muy graves y que pueden llegar a diseminarse a otros órganos del organismo. La acumulación de sarro y abscesos condicionará gravemente la salud bucodental. Por ejemplo, muchas enfermedades del corazón pueden estar provocadas por una mala salud bucodental, al migrar muchas de las bacterias de la boca hasta este mismo órgano. La diabetes y otras dolencias pueden estar achacadas a una mala salud bucal. Así, puedes percibir que la salud bucodental no sólo protegerá tu boca y estética dental, sino también al resto de tu organismo.

Por otro lado, la periodontitis puede provocar una pérdida de hueso muy severa. En estos casos es más complicado estabilizar y mantener la pérdida ósea. Por ejemplo, ante estos casos, es más complejo colocar implantes dentales convencionales (al no contar con suficiente base o sujeción). Sin este tratamiento se puede condicionar excesivamente la masticación y la alimentación adecuadas en edades más avanzadas.

Así mismo, una de las causas más comunes de pérdida de piezas dentarias se achaca a la enfermedad periodontal en estadío avanzado. Estas enfermedades pueden llegar a provocar la pérdida de hueso que soporta los dientes, dañando los ligamentos y provocando su caída. Un riesgo no puramente estético, sino también un condicionante total en tu calidad de vida.

El esmalte también puede verse muy afectado, pudiendo retirar el blanco de tu sonrisa y oscurecer sus tonos. La retracción excesiva de encías puede cambiar la disposición de tus dientes y desconfigurar tu sonrisa.

No cabe duda de que es más importante prevenir que curar. Por eso, no dudes en acudir a tus revisiones con el dentista para evitar las complicaciones derivadas de las enfermedades periodontales.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto