loader
17/07/2018

Dudas y consejos sobre la primera salida de los dientes al bebé

 

La primera dentición de los niños es uno de los principales eslabones para su alimentación y desarrollo. A continuación, repasamos las dudas más frecuentes relacionadas con la salida de dientes en los niños y analizamos cómo se desarrollan, paso a paso.

¿Cómo erupciona la dentición de leche en los bebés?

Los dientes del bebé suelen empezar a salir a los 6 meses. Estos son sus tiempos de erupción:

- Los incisivos centrales inferiores son los primeros en formarse y aparecen a los 6 meses, mientras que los superiores se desarrollan a los 8 meses.

- A los 10 o 12 meses aparecen los incisivos laterales, normalmente los superiores primero y los inferiores después.

- Hacia los 14 meses, aparecen los primeros molares inferiores y superiores, respectivamente.

- Los colmillos o caninos erupcionan en los primeros 16 meses.

- Los segundos molares, son los últimos y tienden a aparecer a partir ya de los dos años.

¿Cómo experimenta el bebé la primera dentición?

Pueden ocurrir dos cosas: que salgan sin ningún problema añadido o que produzcan ciertas molestias.

Problemas más frecuentes con la erupción de la primera dentición

Una muestra de la inminente erupción es el enrojecimiento e inflamación localizado de las encías. Puede ir acompañado de un aumento de salivación.

Por otra parte, suele ocurrir que el bebé pierde el apetito. Esto se debe a que siente molestias asociadas a esos dientes que están naciendo. Puede aparecer diarrea.

Así mismo, también podrían darse algunos episodios cortos de fiebre, así como dificultad para conciliar el sueño. Lo bueno es que todas estas circunstancias son esporádicas.

¿Cómo afrontar la primera dentición?

Algunos consejos que puedes poner en práctica para minimizar los efectos de los primeros dientes son los siguientes.

Un masaje

Masajea la zona de las encías tras cubrirte el dedo con una gasa esterilizada. Así, rebajarás la moslestia y facilitarás la salida de los nuevos dientes.

Un mordedor

Puesto que los niños suelen morder muchas cosas para calmar las molestias, un mordedor es una de las mejores opciones. Además, si lo colocas en la nevera estará frío, lo que reducirá aún más la incomodidad, aprovechando ese frío en la zona afectada.

La lactancia natural

Dar el pecho es muy beneficioso para la estimulación del crecimiento de los maxilares, pero aumenta el riesgo de desarrollo de caries por ser más dulce la leche materna que la leche de biberón. Por ello conviene, en ambos casos, mantener una adecuada higiene, desde la aparición o asomo del primer diente. Esta se llevará a cabo frotando los dientes con una gasa humedecida o toallita de xilitol.

Tu cariño, la mejor medicina

Recuerda que la primera dentición es temporal. Pero hay que darle la debida importancia.

Permite la masticación de los alimentos en el momento crucial en que tu hijo comienza con dieta sólida. También guarda el sitio para las piezas definitivas. Influye en la pronunciación de las palabras. Evitar infección en su dentición temporal favorece que el esmalte de sus dientes definitivos esté correctamente. El asistir a sus revisiones periódicas desde la aparición de sus primeros dientes, ayudará al mantenimiento de su salud bucodental. El cuidado de su higiene bucal desde el primer momento puede convertirse en una divertida rutina que estreche los lazos familiares.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto