loader
18/11/2018

Las cinco diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

 

Ante la falta de piezas dentales, la odontología nos ofrece diferentes soluciones con el objetivo de recuperar la funcionalidad de nuestra boca, sin dejar a un lado la estética dental. La elección entre prótesis implantes dentales, debes hacerla considerando, por un lado, las ventajas e inconvenientes que ofrece cada uno; y por otro, los condicionantes anatómicos, económicos y relativos a tu estilo de vida.

Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

1. Modo de tratamiento

Un implante sustituye permanentemente la raíz de una pieza ausente. Consta de un perno metálico (el implante propiamente dicho) y de una corona que se coloca sobre dicho implante con finalidad estética. Una vez finalizado el tratamiento implantológico y completado un período de adaptación, no notarás diferencia entre el implante y tus dientes naturales. Podemos establecer una clasificación en función de dónde se integran:

- Endoóseos: Son los más frecuentes. El perno metálico se inserta dentro del hueso, y sobre el perno te colocamos la corona.

- Subperiósticos o yuxtaóseos: consisten en un marco de metal que se inserta en la encía, sobre el que se colocan las coronas. Este te lo colocaríamos si la estructura del hueso no permite la colocación de implantes endoóseos.

Las prótesis dentales, en cambio, pueden ser fijas o removibles (de quita y pon).

Es la única alternativa disponible si tu estructura ósea no posibilita un tratamiento implantológico. En función de donde se asientan, hablamos de prótesis:

- Dentosoportadas: se asientan sobre los dientes que aún conservas.

- Mucosoportadas: se asientan sobre tu encía.

- Dentomucosoportadas o mixtas: combinación de los dos tipos anteriores.

- Implantosoportadas (prótesis sobre implantes, prótesis fijas): suple varias piezas dentales o incluso toda una arcada, y va sujeta a tu encía mediante implantes quirúrgicos.

2. Materiales

Las prótesis suelen fabricarse con materiales cerámicos, acrílicos y resinas.

Los implantes se realizan principalmente en titanio, ya que es un material que favorece la osteointegración (el tejido óseo sobre el que se inserta el implante vuelve a regenerarse con el tiempo, y el implante se integra en el hueso alveolar como si de un diente natural se tratase).

3. Duración

La vida media de una prótesis ronda los 10 años. En el caso de prótesis dentosoportadas, la prótesis depende de los dientes en los que está anclada o sujeta, por lo que si perdieras estos tendrías la necesidad de elaborar una prótesis nueva. Sin embargo, los implantes, pueden durar más de veinte años y no dependen de las piezas dentales adyacentes.

4. Adaptabilidad

Una vez colocada una prótesis precisas un período de adaptación, tanto para hablar como para la ingesta de alimentos y bebidas. En algunos casos pueden producirse irritaciones por el roce o molestias por el hecho de que la prótesis se mueva. En cambio, una vez finalizado el tratamiento de implantología (lo cual puede llevar varios meses), no notarás ninguna diferencia entre tus propios dientes y los implantes.

5. Coste del tratamiento

El tratamiento de implantes es económicamente más costoso que las prótesis dentales. pero también hay que valorar su durabilidad.

Estas son las principales diferencias entre las prótesis dentales y los implantes. Si no sabes por cuál decidirte, ven a visitarnos. Nuestro equipo te orientará para que escojas la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto