loader
01/10/2018

¿De qué hablamos cuando nos referimos a la maloclusión?

 

La maloclusión dental es uno de los problemas odontológicos más habituales. Asegurarte de que tus dientes tienen una buena alineación y un buen encaje te permitirá evitar muchas molestias en la boca y, sobre todo, mejorar tu estado de salud.

¿Qué es la maloclusión dental?

La maloclusión se refiere a la alineación y posición de los dientes: si padeces maloclusión dental, tus dientes no estarán alineados correctamente. Tampoco los superiores e inferiores encajarán adecuadamente para realizar una buena mordida.

La maloclusión tiene consecuencias estéticas y de salud que necesitas conocer para valorar la necesidad de un tratamiento adecuado.

Tipos de maloclusión dental

Los diferentes tipos de maloclusión dental son establecidos teniendo en cuenta su afectación a la dentadura en los planos sagital, transversal y vertical. Es decir, tomando como referencia la posición de los dientes superiores e inferiores desde diversas perspectivas, de manera que:

  • La sobremordida se produce cuando el entrecruzamiento de los incisivos supera el 33 %.
  • La mordida abierta se produce cuando no hay contacto entre los incisivos.
  • La mordida de borde a borde implica la ausencia de todo tipo de entrecruzamiento.
  • La mordida cruzada hace que la línea dental superior quede por dentro de la inferior.

También se valoran como elementos de maloclusión dental la existencia de asimetrías y de apiñamiento dental.

Causas de la maloclusión dental

La lista de factores que favorecen la aparición de problemas de maloclusión dental incluye:

  • La herencia genética, tanto por la forma del maxilar como por la existencia de poco espacio entre los dientes de leche.
  • Chuparse el dedo  hasta edades avanzadas.
  • Uso excesivo del biberón.
  • Respirar por la boca.

Síntomas de tener problemas de oclusión

Evidentemente, si tienes una maloclusión dental la detectarás simplemente mirándote al espejo y viendo que los dientes están torcidos o no tienen una buena alineación. De todos modos, también debes tener en cuenta la existencia de otros síntomas como:

  • Molestias al masticar.
  • Respirar por la boca.
  • Mordidas frecuentes en la cara interna de las mejillas.
  • Dolores musculares en la cara y en la mandíbula.
  • Problemas al articular ciertas palabras.

Tratamiento de la maloclusión dental

Cada paciente con maloclusión dental necesita un tratamiento personalizado que actúe de manera concreta sobre el maxilar, la posición de los dientes o la función que se haya visto afectada, como puede ser la deglución infantil.

La aplicación de aparatos fijos o removibles de ortodoncia es el medio que empleamos más habitualmente para corregir los problemas de maloclusión, los huecos excesivos y el desplazamiento de piezas de manera efectiva..

En todos los casos, es importante que podamos empezar el tratamiento cuanto antes para facilitar la corrección del hueso. De hecho, en edades adultas podemos encontrarnos con limitaciones para conseguir resultados totalmente satisfactorios. Por ello, acudir a revisiones periódicas es una de las claves para detectar lo antes posible este tipo de problemas.

¿Tienes síntomas de maloclusión dental o ves problemas en tus hijos para cerrar la boca correctamente? Acude a nuestra consulta y nosotras valoraremos la posición de tus dientes, haciéndote un diagnóstico personalizado que nos permita establecer el tratamiento más adecuado para tu caso.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto