loader
18/06/2018

¿Sabes cómo están formados nuestro dientes?

 

La boca es una parte de nuestro cuerpo que no muy grande, pero, como, a continuación, verás, existe en ella una gran cantidad de zonas con diferentes funciones. Cada una de las partes de la boca cumple su misión, para que puedas masticar, tragar, hablar o tener una bonita sonrisa.

Cada diente es una pieza fundamental para cumplir estas funciones. Según el tipo, tenemos los incisivos, caninos, premolares y molares. Asimismo, destacamos las encías; y, dentro de lo que es la estructura del diente, podemos dividirlo en la raíz, la corona, el esmalte, la dentina y la pulpa.

Anatomía del diente: las partes de un diente

La estructura de cada diente es similar. Por eso, vamos a explicar cómo es la anatomía del diente y las partes de un diente, lo que te va a servir para conocer la estructura de todos ellos.

Veamos la morfología del diente

- La corona es la parte de tus dientes que ves, al abrir la boca. Según sea su forma, podemos saber para qué sirve cada diente o función tiene. Los dientes de la parte de delante son afilados, mientras que los de atrás son redondeados. Los primeros sirven para cortar y desgarrar alimentos y los segundos valen para masticar.

- El borde de la encía es donde se unen la encía y el diente. En ella se acumula el sarro, si no te cepillas adecuadamente. Esto puede provocar la gingivitis y otras enfermedades graves de las encías.

- La raíz es la zona que se mete dentro del hueso, para mantenerse en su sitio. Resulta muy firme. Es la parte más grande. Casi dos terceras partes del total del diente son raíz. Es importantísima, dado que sostiene al diente en su lugar.

- El esmalte es la capa más externa del diente, la que ves de color más blanco. Es un tejido muy duro. El más duro del cuerpo humano. Está compuesto de minerales, pero se puede dañar, si no te cuidas ni mantienes una buena higiene dental.

- La dentina está justo debajo del esmalte, de la capa dura. Cuando tienes una caries, si esta llega hasta la dentina, puede dañarse hasta la raíz del diente, puesto que la dentina tiene muchos conductos que llegan hasta ella. Por ellos pueden bajar los microorganismos, que pueden infectar todo el interior del diente.

- La pulpa es el tejido blando que se encuentra dentro del diente. Está justo en el centro y tiene los vasos sanguíneos que nutren y oxigenan al diente y sus nervios. Si una infección llega hasta la pulpa, suele doler mucho, por estar en ella los nervios.

Como conclusión, diremos que el diente es un componente de la boca con partes muy diferenciadas. Cada una de ellas cumple su función especial. Ahora ya sabes cómo es un diente y el porqué de la importancia de cuidarlos y mantener una buena higiene dental. Siempre será mejor cuidar los dientes que tenemos, para que duren el máximo de tiempo sanos y fuertes. ¡Pídenos una cita para revisar si tus dientes están en perfecto estado de salud!

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto