loader
07/05/2018

¿Qué elegir, cepillos de dientes manuales o eléctricos? Ventajas y diferencias

 

Los cepillos de dientes son una parte fundamental en la limpieza dental diaria que todos tenemos que realizar para tener una boca y una dentadura perfecta y evitar así futuros problemas que pueden ser graves o, cuando menos, molestos.

Todo pasa por elegir primero el tipo de cepillo que es mejor, eléctrico o manual y, para eso, lo primero es que conozcas las ventajas y las desventajas de cada uno para que así puedas tomar la decisión correcta.

Los cepillos para una correcta limpieza dental

Últimamente estarás viendo anuncios en los que te dicen que un cepillo de dientes eléctrico es lo mejor que puedes utilizar para conseguir una higiene bucal perfecta. Pero ¿es realmente mucho mejor que un cepillo de dientes manual? Para contestar a esa pregunta lo mejor es que sepas las ventajas y las desventajas de cada uno.

Ventajas de los cepillos eléctricos

Permiten que puedas acceder con mayor facilidad a los dientes que se encuentran en el fondo de la boca. Esto es debido al mango más alargado, lo que ayuda en la limpieza de las muelas del juicio y el espacio entre ellos.

Limpian los espacios existentes entre los dientes. Limpian mejor que los manuales esos espacios, aunque ninguno elimina del todo la recomendación de utilizar seda dental.

Cuentan con un sistema de aviso para garantizar un tiempo de cepillado mínimo, lo que garantiza un cepillado correcto.

Protegen las encías. En algunos modelos existe un sensor de presión que impide dañar las encías.

Desventajas de los cepillos eléctricos

La duración de las cerdas de estos cepillos de dientes es prácticamente la misma que las de los manuales, lo que te obligará a sustituirlas con el elevado coste que ello supone en comparación.

Puede que se te dé el caso de que te lo encuentres sin batería en el momento de querer usarlo y, al no tener, no realizar ese día el cepillado, con el riesgo que ello supone.

Ventajas de los cepillos manuales

Precio. Son sensiblemente más baratos y accesibles, por lo que muchas personas se plantean la necesidad real de utilizar uno.

Manejabilidad. Son mucho más sencillos de llevar de viaje ya que no cuentan con una base para recargarlo y tienen un menor peso, lo que ayuda en su manejo durante el cepillado.

La presión sobre los dientes y las encías. El problema de los eléctricos es que ese sensor todavía no existe en todas las marcas y modelos. En cambio, cuando utilizas uno manual podrás notar tú mismo si estás ejerciendo demasiada presión.

Desventajas de los cepillos manuales

La principal desventaja es que la mayoría de las personas no lo saben utilizar correctamente, lo que provoca que la higiene sea deficitaria.

El tiempo es otra desventaja, es posible que no realices un cepillado con un tiempo suficiente que requiere una buena limpieza.

Sus cabezales suelen ser demasiado grandes para acceder a determinadas zonas de la boca, en especial la parte posterior.

Con esta información sobre los cepillos de dientes ya podrás tomar la decisión de con qué cepillo quieres mantener tu boca sana.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto