loader
20/01/2019

Qué es la abrasión dental y cómo se puede tratar

 

Es posible que últimamente hayas observado algún cambio en tu dentadura o esmalte dental que te ha resultado extraño. Si hay algo en tu boca que ha sufrido cambios, es posible que necesites acudir a un especialista. Uno de estos cambios puede producirse como consecuencia de la abrasión dental. A continuación, te contamos en qué consiste y cuáles son las vías de tratamiento para afrontarla.

¿Qué es la abrasión dental?

La abrasión dental es un proceso de desgaste mecánico que se produce en los dientes y que afecta al esmalte, la dentina y el cemento dental. Durante su transcurso, se puede observar cómo los dientes adquieren una tonalidad amarillenta, se decoloran e incluso se muestran más transparentes.

Otro síntoma de la abrasión son las grietas y/o rugosidades en la superficie de las piezas dentales. La sensibilidad dental y la retracción de las encías son otras dos pistas que te dará tu boca para saber si sufres esta condición.

Ahora bien, ¿cuáles son las causas de la abrasión?

Causas de la abrasión

A pesar de que visualmente puede parecer que se produce por una higiene deficiente, la abrasión dental está fundamentalmente producida por un cepillado agresivo. Este cepillado agresivo suele realizarse con un afán de mantener una mayor higiene dental. Por ello, no te vamos a tachar de falta de higiene, sino de todo lo contrario. No obstante, sí es recomendable que consultes con un dentista experto cómo mejorar tu técnica de cepillado dental.

Prevención y tratamiento

Para que puedas hacer frente a este molesto problema, primero hemos de actuar sobre la prevenciónmejorando la técnica de cepillado, realizándola con mayor cuidado y con un cepillo más suave. Además, recuerda que debes usar hilo dental y cepillos interdentales en perfectas condiciones y evitar siempre el uso de palillos.

Por otra parte, si tu estado de abrasión es avanzado, se pueden realizar varios tratamientos en función del estado avanzado en que nos encontremos:

- En caso de que se observen grietas en las piezas dentales, se pueden utilizar resinas compuestas para devolver la estética a tu sonrisa.

- Si la abrasión tiene lugar en la zona oclusal, también podremos emplear resinas para mejorarla y, si fuera necesario, recomendaremos la utilización de una férula para descargar las piezas dentales y evitar que la abrasión continúe.

- En los estados más avanzados, se produce la retracción de las encías y, aunque eso pueda parecer un problema de gran magnitud, también tiene una solución bastante rápida. En este caso, realizaremos un injerto de encía que permita tapar la raíz visible de la pieza dental y que además elimine futuros problemas de hipersensibilidad.

En definitiva, la abrasión dental es un problema que hay que acatar cuanto antes pero que, como has visto, tiene soluciones en cualquiera de sus etapas.

Si has acabado de leer este artículo y crees que tienes alguno de estos síntomas, no dudes en consultar con nosotras para estudiar tu caso más en detalle y poder darte los mejores consejos para mejorar tu salud dental y eliminar la abrasión.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto