loader
27/02/2018

Sufro bruxismo, ¿cómo se puede tratar?

 

Si a menudo te levantas de la cama con dolor en tu mandíbula o en tus dientes; si alguna vez te han dicho que rechinas los dientes al dormir; si ves que tu dentadura está como desgastada, puede que sufras de bruxismoLo más recomendable es que acudas a tu dentista habitual, lo comentes con él y te dé soluciones,pero ¿sabes qué es? 

Definimos el bruxismo

Es el hábito de rechinar o apretar los dientes sin la intención de masticar y en momentos que no corresponde hacerlo. Es un problema tensional que afecta a todas las edades y se da de día y de noche. Cuando este problema se da de noche, la persona no se da cuenta y por lo tanto es más difícil de evitar.

Este problema tiene efectos negativos para la salud:

  • Dolores de cabeza.
  • Dolores en las mandíbulas o contracturas musculares.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Rotura de piezas dentales.
  • Dolor de oídos.
  • Dolor de cuello.

Causas del bruxismo

No se puede decir que exista una única causa, sin embargo, todos los especialistas están de acuerdo en que el estrés y la ansiedad están presentes como desencadenantes de este problema.

Además de las causas psicológicas, puede producirse por:

  • Cierta  desalineación de las piezas dentales.
  • Falta de capacidad o extrema dificultad para relajarse.
  • Carencias nutricionales en la dieta.
  • Malas posturas debidas a ciertos problemas de naturaleza ortopédica.
  • Hábitos del sueño perjudiciales.
  • Causas de origen neurológico, como pueden ser la esclerosis múltiple o la parálisis cerebral infantil.
  • Ciertos tipos de alergia.

Tratamientos para el bruxismo

El bruxismo puedes combatirlo con la supervisión de un médico y la aplicación de diversos tratamientos. El objetivo de todos ellos es el de disminuir los dolores y prevenir los daños en las piezas dentales. Antes de la aplicación de cada tratamiento, es importantísimo saber las causas que te producen bruxismo; por ejemplo, si en tu caso es producido por la ansiedad, hay una serie de técnicas de relajación que podrías llevar a cabo. 

Los tratamientos más comunes para el bruxismo son:

  • Masajes para los conjuntos de músculos en hombros, cuello y cara.
  • Series de estiramientos para los músculos mandibulares.
  • Aplicación de calor para fomentar la relajación de la musculatura de la mandíbula y reducir el dolor.
  • Uso de las llamadas férulas de bruxismo, que evitan el desgaste y ayudan a relajar la mandíbula y a proteger las articulaciones. Consisten en piezas rígidas y adaptadas a tus dientes, fabricadas en resinas completamente inocuas, que debes ponerte a la hora de acostarte y cuya función es la de evitar principalmente que tus dientes sufran una fricción involuntaria mientras duermes.

Tienes que tener en cuenta que el tratamiento es más complejo si el trastorno es de naturaleza crónica. Debes acudir a un especialista al notar los primeros síntomas, pues es quien debe diagnosticar la causa concreta del bruxismo. Algunas pruebas de diagnóstico son realmente específicas: resonancias magnéticas, análisis clínicos o estudios de las articulaciones entre otras. De esta forma, podrán decidir el tratamiento más recomendable según tu cuadro de síntomas.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto