loader
04/01/2019

Tratamientos de ortodoncia: numerosas posibilidades a elegir

 

Los tratamientos de ortodoncia son conceptos que abarcan un contenido mucho mayor que el relativo a los materiales que se emplean para fabricar los distintos aparatos que sirven para reposicionar correctamente los dientes. Ten en cuenta que se trata de tratamientos claves tanto para tu salud bucodental como para la estética de tu sonrisa. Corrigen maloclusiones y desalineaciones, entre otros problemas de posiciones de las piezas de la dentadura, y posibilitan que ésta se perciba más simétrica. Además, facilitan acciones del día a día, como comer, hablar, respirar o digerir.

A continuación, te presentamos los distintos tratamientos y tipos de ortodoncia a los que, según tus necesidades, puedes optar.

Las clases de tratamientos de ortodoncia

Toma nota de las características de los siguientes tratamientos de ortodoncia.

Preventivo

Se desarrolla entre los dos y seis años, los de las primeras erupciones y caídas de dientes. Tal y como el término indica, se trata de una acción que previene futuros problemas: en este estadio el problema aún no ha aparecido, pero el diagnóstico indica que se van a producir desviaciones y/o deformaciones en la posición normal de los dientes.

Este tipo de tratamiento de ortodoncia va destinado a corregir hábitos que influyan negativamente en la posición y/o formación de los dientes. Aparatos de este tipo son los mantenedores de espacio. Y se aplican también acciones enfocadas a asegurar el correcto desarrollo de la dentadura, como la extracción de piezas dentales o cuando haya dientes supernumerarios, así como la educación sobre buenos hábitos de higiene y cuidado dental.

Interceptivo

Estos tratamientos tienen como objetivo corregir problemas en la posición de los dientes que están en desarrollo y para los que todavía es posible corregir antes de que el problema detectado se agrave. Se intenta así evitar tener que hacer tratamientos más complejos y de mayor duración en un futuro cercano.

Los tratamientos interceptivos suelen realizarse en niños/as entre los 7 y los 11 años aproximadamente, cuando se desarrolla el cambio de los dientes de leche por los definitivos. Se busca facilitar la erupción de los dientes definitivos y mejorar la posición y el tamaño de los huesos maxilares.

Los aparatos utilizados en la ortodoncia interceptiva suelen ser fijos y los llamados pasivos, como las pantallas orales y rejillas linguales.

Dentomaxilar

Consiste en la colocación, entre los siete y once años, de aparatos para corregir algunos problemas de formación ósea: mordidas cruzadas, arcadas comprimidas y dientes separados.

Correctivo

Se trata de los tratamientos, sin duda, más populares. De hecho, son los que la mayoría de la gente considera cuando está hablando de tratamientos de ortodoncia. Los aparatos de esta clase de tratamientos son, por otro lado, muy diversos. Los tradicionales son los brackets metálicos. Sus resultados son buenos, pero resultan algo incómodos y antiestéticos (por su color gris). Se suelen recomendar a los niños. Los cerámicos, por su parte, se camuflan con el esmalte dental, por lo que dan una mejor imagen.

Te interesará saber que los aparatos son cada vez más sofisticados. No en vano, muchos de ellos se realizan con avanzadas técnicas de escáner, lo que permite crear instrumentos personalizados. Nos referimos a aparatos a medida, es decir, adaptados a las necesidades de la boca del paciente. Salen algo más caros, pero sus resultados y precios compensan.

En la ortodoncia lingual, los alineadores se encuentran ligados a la cara interna de las piezas dentales, de manera que no van a verse desde el exterior. La ortodoncia invisalign supone un salto de calidad entre las transparentes, puesto que resulta imperceptible. Aparte, los juegos de aligners, que modificarán progresivamente las posiciones de los dientes, son de quita y pon. Esta circunstancia favorece la higiene dental y acciones como hablar, respirar y comer. Aconsejamos estos últimos tratamientos, que son más caros que los aparatos tradicionales, a las personas que, por sus trabajos, no pueden permitirse fallos en su imagen.

Ortognático

Consiste en una combinación de tratamientos de ortodoncia, como los que te hemos citado antes, e intervenciones quirúrgicas maxilofaciales para modificar los huesos y las posiciones mandibulares.

La variedad ofrece soluciones a cada problema concreto. Los/as ortodoncistas somos quienes recomendaremos la hoja de ruta a seguir, según el estudio personalizado que se realiza para analizar cada caso concreto. Además, a lo largo de la vida de una persona, puede darse el caso de tener que pasar de un tratamiento a otro, combinando varios.
En todo caso, el estudio previo, junto con el seguimiento continuado y específico de la evolución, determinarán las acciones a seguir.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto